Feedback Conceptual - un ensayo sonoro de Mattin


El pasado 14 de marzo se anunciaron 4 nuevas referencias del netlabel vasco Larraskito. A falta de poder escuchar en profundidad el nuevo material que se presenta, llama poderosamente la atención ¿la pieza? ¿el disco? ¿el track? ¿el tema? o ¿la referencia? ya que la obra dura más de 6 hora, que por otro lado no deberia sorprender ya que es algo habitual del inclasificable artista Mattin. La obra se llama Feedback Conceptual una suerte de ensayo sonoro sobre la conversación y sobre lo que implica el propio proceso de apropiacionismo a partir de las obras: [Spam Detect] de Xabier Erkizia, publicado por el sello Hamaika; y por otro, Antylogy 0 de Loty Negarti (Aitor Izagirre) publicado por el propio netlabel Larraskito.


Así es como se presenta este artefacto sonoro en la web de Larraskito:


El vasco Mattin es uno de los nombres más populares de la
escena “underground” del arte sonoro a nivel internacional, y no sin razón. Su extensa obra, firmemente creyente en la improvisación como una forma de praxis, lo ha llevado a publicar en decenas de sellos y a giras por todo el mundo, solo o junto a una interminable lista de colaboradores. Se puede mencionar, por ejemplo, su participación en formaciones imprescindibles como Billy Bao, Sakada o los tristemente extintos Josetxo Grieta. Las señas más evidentes de su trabajo en solitario son una elevada rigurosidad conceptual y una aproximación al sonido directa y brutal, a la vez que muy rica y sofisticada, utilizando en su reductiva paleta, ante todo, ruido blanco, feedback y crudas sonoridades digitales. En algunas ocasiones también se nutre directamente del texto y la palabra hablada, algo que ha llevado un paso mas allá en esta obra “feedback conceptual”, introduciendo de forma tanto explícita como conceptual conversaciones con los artistas sonoros Xabier Erkizia y Aitor Izagirre. El resultado es de una gran complejidad, con una intensidad increíble durante su larguísima duración, superior a 6 horas, demostrando su sabiduría formal en una obra de muy controlados recursos entre los que se incluyen un sabio uso de la repetición, del silencio o de la cita intertextual (atentos a la aparición de “diapasones 3.0″ de Mikel Arce). Incluso podriamos decir que llega a trascender lo concreto de un álbum, generando una especie de entorno sonoro interminable hasta lo pesadillesco en su fría y adictiva intensidad, altamente peligrosa para vuestros oidos, y, sobre todo, para vuestro equipo.


Sobre el trabajo de conversación

La idea de Feedback Conceptual (de conceptos, de comunicación humana, de contacto) va más allá del feedback sónico o sintético que creamos con las máquinas que intervienen en lo sonoro. Además, aquí el trabajo de Mattin lo que hace es poner en tela de juicio el propio concepto de autoría, el propio concepto del acto indentificable en el humano, el concepto de huella propia. Él intenta convencer a sus interlocutores de que la actitud copyleft es seguidista (y contraproducente) en una “verdadera” cultura libre. ¿Quizás estamos abriendo un debate sobre la pureza? Su trabajo queda publicado con licencia “anticopyright” que como no es una licencia legal se produce el retruécano de ser una obra, formalmente, con copyright restrictivo. El propio Mattin ya escribió un esayo sobre el tema: Anti-Copyright: why improvisation and noise run against the idea of intellectual property

Pero más allá del debate “Copyright vs Copyleft vs Anti-copyright” en las conversaciones con Izagirre y Erkizia, es destacable también el trabajo por su planteamiento sobre los límites, entre otras cosas porque sus sonidos ya no tienen un soporte conocido en el que puedan quedar fijados (la duración de la pieza es 377 minutos) con lo que podría ser etiquetada como obra postdigital (según la terminología utilizada por Kim Cascone). Es una audioacción en toda regla. Pero en definitiva se trata de una interesante obra / ensayo sonoro del que debería dar que pensar en los laboratorios de lo contemporáneo.


El propio Mattin afirma:


Feedback Conceptual trata de ser de una dialéctica continua entre improvisación y composición, entre conversación y ensayo sonoro, entre lenguaje y poesía concreta, cuestionando constantemente qué es lo que estoy produciendo yo y qué es lo que procede de mis colaboradores.




Fuente: mediateletipos

 

9 al 15 de abril, 2009, no.40

semanario  cultural  de  caracas

corneta